|
chola-votando-1

Via France 24


El Órgano Electoral Plurinacional prosigue con el recuento de las elecciones de segunda vuelta de los departamentos de La Paz, Chuquisaca, Pando y Tarija. El proceso podría llevar varias horas aún, sin bien los primeros resultados apuntan a una pérdida de estas zonas por parte del Movimiento al Socialismo de Arce y Morales. Por ahora, van detrás en todos los porcentajes, dando una victoria a la oposición.ANUNCIOS

Luego de un ‘superdomingo’ de comicios andinos, difícil lo tendría el Movimiento al Socialismo (MAS) para festejar un triunfo holgado como el de Guillermo Lasso, en Ecuador. Según el conteo preliminar de los votos, dado este lunes 12 de abril, el histórico partido habría perdido los cuatro departamentos en liza en balotaje, y con los que aspiraba a consolidar su liderazgo en la mayoría de las nueve regiones que conforman Bolivia.

Ayer, tras el cierre de los colegios electorales a las 17:00 hora local, en los departamentos de La Paz, Tarija, Chuquisaca y Pando, y sobre todo en la noche, se intuía que el MAS del mandatario Luis Arce y del exlíder Evo Morales iba por detrás en la segunda vuelta de estas elecciones subnacionales.

De hecho, hasta las 20.00 horas de este lunes, en La Paz, con más del 80% de actas computadas, los candidatos de la oposición iban en cabeza, en detrimento de los del Movimiento.

Se necesitan unas horas extra para confirmar el cómputo, pero esta sería la tendencia en los otros tres departamentos, que podría mejorar para el MAS con los votos de las áreas rurales, donde es fuerte, como informa el periodista Javier Aliaga.

De ser así, con triunfos para la oposición, sería un amargo cierre de calendario electoral para el grupo del socialismo. Un calendario tildado por el presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, como «el ciclo electoral más complejo» de la historia de Bolivia que, pese a su relevancia, estuvo marcado por el ausentismo en las mesas.

Evo Morales reconoció la derrota en los cuatro departamentos

Cuando todavía están por cerrar las últimas actas de votos, el líder del oficialista Movimiento al Socialismo reconoció la derrota de su partido en todos los balotajes que se disputaron en cuatro de las nueve regiones de Bolivia este domingo. 

El resultado en La Paz, Tarija, Pando y Chuquisaca es un duro golpe para el MAS, que actualmente gobierna en el país de la mano de Luis Arce. Ante la situación Morales se vio obligado a convocar una «reunión de emergencia» para tratar la crisis del partido. 

Con este varapalo electoral el MAS tan solo podría controlar tres de las nueve regiones en que está dividido el país andino. Su victoria solo se pudo confirmar en primera vuelta en Cochabamba, Oruro y Potosí.

El líder socialista aseguró que el resultado es «decepcionante» para las aspiraciones del partido, que confiaba en hacer con tres de los cuatro departamentos en juego. El resultado de las elecciones de este domingo «deja mucho que desear», «ojalá uno podamos ganar» pero «creo que hemos perdido en los cuatro departamentos», aseveró Morales.

Un balance aún por definir al 100%, pero que sigue ubicando por detrás al MAS

De acuerdo con los recuentos emitidos por el Órgano Electoral Plurinacional, el oficialismo va por detrás de sus contrincantes políticos en las elecciones de segunda vuelta de cuatro departamentos regionales.

En La Paz, el primer lugar lo lleva Santos Quispe de la agrupación política Jallalla, con el 56,2%, frente al 43,8% del candidato del MAS, Frankin Flores.

En Chuquisaca, Damián Condori del partido Chuquisaca Somos Todos, obtendría el primer puesto con el 59,6% de los respaldos, frente al 40,4% de Juan Carlos León del Movimiento Al Socialismo (MAS). En este departamento el conteo está algo más avanzado y roza el 90%.

En Pando, el MAS también quedaría atrás con el 44,36% de los votos de su candidato, Regis Germán Richter Alencar, mientras que su contrincante Miguel Becerra Suárez, del Movimiento Tercer Sistema (MTS), lograría más el 55,54%.

Y en Tarija, el primer lugar por ahora se lo lleva el representante de Unidos por Tarija, Óscar Montes, con el 54,44% de sufragios. El candidato del MAS, Álvaro Ruiz, superaría alrededor del 45,56% de apoyos.

Aunque respecto ayer noche el MAS ha remontado en porcentajes, ninguno le daría la victoria.

Unos comicios claves para el Movimiento al Socialismo

Los cuatro departamentos bolivianos concluyeron este domingo las elecciones subnacionales en el país, en una segunda ronda tensa, políticamente hablando. Durante la primera vuelta del pasado 7 de marzo, ningún candidato alcanzó más del 50 % de los votos o más del 40 % con diez puntos de diferencia sobre el segundo en las elecciones regionales y municipales.

Es por ello que se volvía a votar, poniendo fin al que se considera «el ciclo electoral más complejo de nuestra historia», en palabras del presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero.

«Este ciclo electoral estuvo precedido por una etapa difícil, que incluyó la anulación de una elección general y la destrucción de casi la mitad de la infraestructura de los Tribunales Departamentales. Los ecos de la agria confrontación entre bolivianos aún resuenan en los antagonismos y las polarizaciones que ahondan las brechas políticas, sociales y regionales», señaló Romero.

En la primera tanda, el MAS ganó en Cochabamba, Oruro y Potosí, mientras que en Santa Cruz hizo lo propio el excandidato presidencial Luis Fernando Camacho, del partido opositor Creemos. En Beni, Alejandro Unzueta, del opositor Movimiento Tercer Sistema (MTS), también alzó su victoria.

Desde temprano, el presidente boliviano ejerció su derecho al voto

El presidente boliviano Luis Arce votó en la zona de Miraflores (La Paz), pero no participó en la inauguración del sufragio por la presencia de observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Por su parte, el exmandatario Evo Morales se pronunció durante la jornada del sábado 10 de abril criticando que la justicia de Bolivia haya estado «muy rezagada», permitiendo –a su modo de ver– que exintegrantes del Gobierno interino de Jeanine Áñez y opositores al MAS fueran candidatos y hayan sido elegidos en gobernaciones y alcaldías. Algo que podría reforzarse con los resultados finales.

«Si la Justicia en diciembre del año pasado (2020) hubiera detenido a los golpistas no había Camacho como gobernador. No había Iván Arias ni Manfred Reyes Villa alcaldes», aseveró Morales, durante un evento de las federaciones cocaleras de Cochabamba.

Por ley, los departamentos dispondrán luego de una semana para anunciar los resultados de los comicios. El 3 de mayo, los nuevos encargados de municipios y de departamentos tomaran sus funciones.

Veja também