|
colombia_chocx_caravana_humanitaria_por_la_vida_contingente_bajo_calima_foto_xrenacientes.jpg_1718483347

Via Resumen Latinoamericano

Alertan sobre la militarización del territorio y proponen crear un refugio humanitario para víctimas de desplazamientos.

Integrantes de comunidades del río San Juan y sus afluentes, en el departamento de Chocó (noroeste de Colombia), iniciaron este lunes una caravana humanitaria por la vida y la permanencia en el territorio de ese curso fluvial para alertar sobre la crisis que enfrentan debido a la militarización del territorio y la profundización del conflicto social y armado.

Participantes de la caravana emprendieron este lunes, desde Itsmina y Bajo Calima, un recorrido en bote por varios poblados que se extenderá hasta el 15 de octubre.

La travesía sirve para denunciar sistemáticas violaciones de derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario.

También procura concitar la atención del Estado colombiano, la sociedad civil y la comunidad internacional ante la dramática situación humanitaria suscitada en la zona.

Además, se apoya el desarrollo de un refugio humanitario para las víctimas de desplazamiento forzado que aún no podido regresar a sus territorios.

Agrupaciones participantes, como Proceso de Comunidades Negras (PCN) y Guardia Cimarrona, han denunciado que además de militares, también operan grupos paramilitares, miembros de la insurgencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidencias de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

De acuerdo con las organizaciones, los enfrentamientos entre los actores armados han provocado desplazamientos forzados de más de 900 familias negras e indígenas, así como la desaparición y asesinato de niños y líderes sociales.

A juicio del vocero de la asociación nacional de desplazados colombianos, Edgar Chávez, la caravana puede incidir en que cese el hostigamiento a las comunidades, que también sufren confinamiento y se les impide acceder a sus fuentes de ingresos y alimentos.

Para el coordinador de la Guardia Cimarrona en el Chocó, Jeison Mosquera, la situación de orden público que tiene el departamento está vinculada al abandono de las comunidades por parte del Gobierno del presidente Iván Duque.

Con anterioridad, comunidades del Chocó han denunciado el hostigamiento de los grupos armados, incluso en medio de la Covid-19 o las inundaciones ocurridas en áreas del Bajo y el Medio San Juan. Además de los bombardeos del Ejército nacional, se ha denunciado el minado de caminos.

De acuerdo con medios locales, el curso fluvial del San Juan es utilizado por los grupos armados ilegales como corredor para el tráfico de armas y drogas.

Veja também