|
76645631_1006423149719785_948457735349862400_o-960x630-1

Via Revista Movimento

Estamos ante un nuevo salto en la construcción de una herramienta revolucionaria que apunta a un polo socialista en el PSOL: hemos completado un proceso de acercamiento orgánico, que se traduce en nuestra fusión y en nuevas síntesis que fortalecerán al MES y plantearán nuevos desafíos en el horizonte. El TLS acaba de votar en su conferencia su incorporación al marco político del MES. Las bases programáticas que permiten esta nueva relación estratégica están dadas por nuestra lucha común para afirmar el proyecto estratégico de un polo revolucionario y marxista dentro del PSOL, que disputa la dirección del partido con el objetivo de arraigar el partido y buscar la influencia de masas para nuestras posiciones.

Con un trabajo en común desde 2013, el TLS y el MES han reforzado sus vínculos en los últimos años. Después de un largo tiempo de acumulación -con la formación de fórmulas y tesis comunes para los últimos congresos del partido- las condiciones para este salto han madurado. Hace unos dos años, decidimos aceptar el reto y dar el paso de construir un enfoque orgánico. Nuestra base programática común se expresó, por ejemplo, en la tesis para el VII Congreso del Partido «PSOL Em Movimento», donde expresamos un entendimiento común sobre las tareas y los desafíos actuales de la situación brasileña y mundial, especialmente la confrontación con el bolsonarismo y la extrema derecha. Así, reforzamos la acción en la vida del partido y en el movimiento -como, por ejemplo, la actividad de la TLS y el MES en la disputa del movimiento de los trabajadores de la educación básica, ya sea a través de la CNTE, o a través de la asociación con los compañeros del SEPE y la expansión.

El TLS tiene su origen en el antiguo ALS, un grupo vinculado a los sectores de izquierda del PT en la década de 1990. La organización tuvo una expresión inicial en el área del ABC Paulista y luego se expandió a nivel nacional a través de su trabajo con los profesores y otros sectores. Se convirtió en una de las mayores corrientes de Apeosp (el sindicato de profesores del sistema paulista), dirigiendo innumerables subsedes, y conquistó la inserción nacional, siendo su principal trabajo el del SINPOL de Pernambuco, dirigido por el compañero Áureo Cisneros, líder de los policías antifascistas, además de actuar en siete estados (Acre, Alagoas, Bahía, Pernambuco, Piauí, Roraima y São Paulo), con fuerza relevante en el PSOL, marcado por el dinamismo del compañero Leandro Recife, con presencia destacada en la Ejecutiva Nacional del Partido.

La unificación que ahora concretamos es, para nosotros, un proceso muy rico, que da secuencia a una historia de fusiones e incorporaciones en curso en la propia génesis del MES desde 1999. Nuestra unificación apunta al fortalecimiento de una herramienta socialista y revolucionaria, que permanecerá abierta a nuevas composiciones y experiencias. La organización que resulta de este proceso también nos obliga a dar un salto organizativo, que permite la incorporación de una nueva columna de cuadros y nuevos sectores de forma cualitativa. Tras la unificación, la organización sindical de nuestra corriente (que, en el MES, se desarrollaba hasta entonces bajo la bandera de la plataforma sindical anticapitalista «Mover») pasa a llamarse Trabajadores en Lucha Socialista (TLS), con una nueva ubicación. El equipo sindical nacional será el responsable del éxito de este espacio.

Nuestra militancia se renueva para dar la lucha por una nueva dirección del movimiento de masas. Ponemos en la agenda la necesidad de enfrentar y derrotar a Bolsonaro y a la extrema derecha; buscaremos la lucha por la construcción de la mayoría social y estimularemos todo tipo de confrontación a Bolsonaro, especialmente, frente a la crisis en curso, la lucha por el impeachment, por la vacuna para todos y por la devolución de la ayuda de emergencia.

Nuestra base programática es internacionalista y se inspira en la solidaridad y el aprendizaje de los más dinámicos procesos de lucha y resistencia en curso de los pueblos, como hemos visto recientemente con los ejemplos de las manifestaciones de «Black Lives Matter» en Estados Unidos, la lucha de las mujeres en Polonia y las recientes confrontaciones en América Latina, como la derrota del golpe de Estado en Bolivia, la lucha por una nueva constituyente en Chile y las nuevas expresiones políticas y electorales en Perú y Ecuador. Dentro de la Cuarta Internacional, seguiremos construyendo una solución anticapitalista y ecosocialista para los trabajadores y los pueblos del mundo.

Reafirmamos el PSOL como proyecto estratégico, dando centralidad a las luchas sociales y poniendo nuestras tribunas al servicio de una estrategia socialista y revolucionaria. Seguimos la lucha de todos los trabajadores, mujeres, negros, LGBT, quilombolas, indígenas, jóvenes, en los barrios, en la educación popular y en todas nuestras herramientas e instancias.

Hoy, por tanto, es un día histórico y la unidad revolucionaria entre dos sectores de la izquierda socialista, en medio de un periodo de intensa fragmentación de sectores de la izquierda radical, no es sólo una suma. Nuestra unificación abre el camino para nuevas fusiones y unificaciones con grupos socialistas de todo Brasil, con los que venimos debatiendo y actuando. Celebramos este momento brindando por la unidad y esperanzados en nuestra contribución para derrotar a Bolsonaro y ampliar la lucha para construir una alternativa socialista, tan necesaria para nuestro país.

¡Viva la lucha de los trabajadores!

¡Viva el socialismo!

TLS y MES

31 de enero de 2021

Veja também