|
plaza-dignidad-cnn

Via Resumen

33 constituyentes se presentaron como una vocería de un espacio político articulado para enfrentar unidas y unidos el proceso constituyente en marcha. Para ello, este martes expresaron seis puntos esenciales para comenzar la deliberación propia del poder constituyente que representan. La vocería se encuentra abierta para sumar nuevas y nuevos constituyentes a su articulación.

La rueda de prensa contó con la respuesta de todas y todos los constituyentes a las preguntas de la prensa asistente, en perspectiva horizontal y generando un nuevo ejercicio de definición política. La vocería se articula desde movimientos y organizaciones que trabajan desde hace mucho tiempo y no solo por la circunstancia electoral.

El nutrido grupo de constituyentes cuenta con representantes provenientes de la lista del pueblo, de listas de asambleas y movimientos independientes y de pueblos originarios, la fuerza que representan busca dar voz a comunidades de todo el país, presentándose contrarios a la reglamentación y directrices que el gobierno pretende imponerle a la convención para su trabajo y funcionamiento, llamando a los sectores populares a participar activamente en el proceso.

Una cuestión importante tiene que ver con la incorporación del Convenio 169 de la OIT sobre pueblos originarios, esto es necesario para trabajarlo dentro del proceso que dará vida a la nueva carta fundamental, donde las y los constituyentes de la vocería se muestran abiertos a esta incorporación como antecedente de la construcción de un Estado plurinacional.

Como un elemento previo a la articulación de la vocería está la declaración del Día del Medio Ambiente, con 34 constituyentes firmantes y que sienta las bases para una constitución ecologista y que se refrenda en la declaración dada conocer el día de hoy.

Ante la pregunta acerca de la creación de comisiones, el grupo de constituyentes señala que no desean que se articulen en torno a expertos, sino que deben ser expresivas de la diversidad, con elementos que incorporen la plurinacionalidad y que, fundamentalmente, responda a la deliberación de las comunidades de base, por tanto, se plantean desde la descentralización para trabajar los contenidos de la nueva Constitución.

La nueva agrupación señala que es importante que las organizaciones y el pueblo en general debe seguir movilizado, recalcando que -dado que el pueblo movilizado es el precursor de este proceso- este no debe restarse del trabajo de la Convención Constitucional.

Por último, los seis puntos que se exponen como pronunciamiento público del nuevo espacio político tienen relación con demandar el fin de la prisión política devenida del Estallido Social; verdad y justicia para los crímenes de ayer y hoy por el Terrorismo de Estado; reparación por las violaciones a los derechos humanos, incluyendo la violencia política sexual; desmilitarización de Wallmapu para abrir paso a un Estado plurinacional; detener las expulsiones ilegales a la población migrante y salvaguardar la soberanía del poder constituyente sin sobreponerle límites más que el respeto a los derechos fundamentales, rechazando la suma urgencia al proyecto de TPP-11.

Veja também