|
WhatsApp-Image-2021-09-18-at-12.13.57-2-608x630-2

Via Revista Movimento

La oficina política de la diputada federal Vivi Reis (PSOL-Pará) fue invadida y vandalizada en la madrugada del viernes (17). Esta es la segunda vez que la oficina, situada en la calle Rui Barbosa, es asaltada. La primera vez se pensó que era un delito común, pero las características de esta segunda invasión crearon nuevas sospechas.

El ataque se concentró en la segunda planta del espacio político, donde se encuentra el despacho de la diputada y una sala de reuniones. Tanto el despacho como la sala de reuniones estaban completamente volcados y rotos, incluidos los baños, que tenían los sanitarios destrozados. El único objeto de valor que se llevaron los delincuentes fue un cuaderno. Otros equipos, como las impresoras, se quedaron atrás.

La diputada nacional realizó la denuncia el sábado por la mañana en la Comisaría Regional de São Brás. «No es la primera vez que nuestra oficina es atacada y las características del crimen hacen pensar en una acción política para intentar intimidarnos. Es necesario que el Sistema de Seguridad Pública investigue con rigor las razones del allanamiento», dice Vivi Reis.

Somos movimientos sociales, colectivos, sindicatos y organizaciones estudiantiles los que exigimos respuestas, porque es inaceptable que este episodio de violencia pase desapercibido e impune para las autoridades. Toda la fuerza a la diputada, a su equipo y a todos los que comparten el mismo sentido de la justicia.

Veja também